Se conocía como el padre del transporte escolar en Miami

MIAMI, FL — Octubre 10 de 2019 — (HISPANICIZE WIRE) — El empresario y activista cubano americano Julio Balsera falleció la noche del martes, 8 de octubre del 2019, tenía 80 años.

Balsera nació en La Habana, era hijo de españoles que emigraron a Cuba al comienzo del siglo 20. En 1960 escapó de Cuba cuando fue identificado participando en actividades anti-Castristas. Salió escondido dentro de los gabinetes de cocina de un buque de carga rumbo a Caracas, Venezuela. En 1963 llegó a Miami y permaneció aquí hasta su fallecimiento.

En 1967 Balsera fundó J. Balsera School Bus Service, Inc. convirtiéndose así en la primera empresa privada de transporte escolar de Miami. El primer vehículo de la empresa fue un “station wagon” que fue adaptado con bancos de madera para transportar a los niños.

En esa época la población de familias cubanas con niños pequeños estaba aumentando rápidamente y muchas no calificaban para transporte público gratis porque vivían muy cerca de las escuelas. La mayoría de los padres recién llegados tenían dos y tres trabajos y no existía en ese momento una opción confiable para enviar a sus hijos al colegio. Balsera School Bus llegó a transportar a cientos de miles de niños en el Sur de la Florida.

Los años en que Balsera comenzaba su empresa coincidían con la época en que la comunidad cubanoamericana de Miami comenzaba a posicionarse en la política local. En ese entonces, Balsera aprovechó su contacto directo con las familias para hacer llegar el mensaje de los políticos.

“Los padres de los niños que yo transportaba no conocían a los candidatos que aspiraban, pero me conocían a mí y confiaban cuando les recomendaba por quien votar.” decía Balsera. Balsera también ponía a disposición su flota de buses al servicio de las campañas políticas y movimientos cívicos para movilizar a los votantes.

En 1977, a medida que fue desarrollándose la industria de transporte escolar privada con otras nuevas empresas, Balsera creó la Asociación de Transportistas Independientes para consolidar los recursos de estas empresas y defenderse de las amenazas regulatorias que comenzaban a surgir y que estaban en desacuerdo con buses privados. Su participación durante esa década lo llevó a jugar un papel activo en las campañas de los alcaldes Maurice Ferré y Steve Clark, el Comisionado Manolo Reboso y los Congresistas Claude Pepper y Dante Fascell.

En 1983, The Miami Herald reconoció el activismo de Balsera y publicó una nota con un titular que decía, “Si Flagami fuera ciudad, Julio Balsera sería su alcalde.” Flagami es el barrio de Miami donde Balsera vivió hasta su muerte.

El compromiso de Balsera en la lucha por la democracia en Cuba lo llevó a ser miembro fundador de la Fundación Nacional Cubano Americana. Siempre puso su flota de buses escolares a disposición de las actividades y manifestaciones pro democracia en Cuba. Durante la Crisis del Mariel en 1980, cuando decenas de miles de cubanos estaban llegando a Florida y no tenían forma de viajar a Miami, Balsera donó el servicio de transporte. Por espacio de meses, Balsera y su equipo salían cada día para Cayo Hueso después de terminar sus rutas
escolares en las tardes para buscar a los recién llegados y traerlos a Miami durante la noche.

Con la ayuda de su esposa Esther, Balsera fue responsable del transporte de todos los eventos locales más importantes durante las décadas de los 70s, 80s y 90s, como los Super Bowls, el certamen Miss Universo, la visita del Papa Juan Pablo II, y los desfiles del King Orange Bowl, Los Tres Reyes Magos y Martin Luther King Day.

Su compromiso con el mundo escolar incluía una participación activa en la Asociación de Padres y Maestros de Miami Dade (PTA). Balsera fue presidente del PTA de Henry M. Flagler Elementary, la escuela donde asistieron sus tres hijos y desde donde comenzó su negocio. Balsera celebró la primera reunión de padres en la historia de Miami Dade con un traductor en español en 1979. El PTA y Balsera fueron responsables por conseguir los recursos para colocar aires acondicionados en la escuela y establecer su primera sala de computadoras cuando faltaban los fondos para hacerlo. Luego fue vicepresidente del PTA a nivel condal. Balsera también fue activo con ASPIRA of Florida, una organización que comenzó ofreciendo programas para jóvenes que estaban en riesgo de ser pandilleros o abandonar sus estudios. Anualmente Balsera donaba el servicio de transporte para las excursiones de los jóvenes. Balsera vendió su empresa después de 40 años de servicio y se dedicó a la vida cívica durante su jubilación. Fue un fuerte crítico de los engaños políticos en temas de impuestos y organizó un grupo que viajaba a Tallahassee en 2007 y 2008 para exigir que el ex Gobernador Charlie Crist cumpliera con su promesa de campaña que los impuestos “caerían como una roca.”

En 2011, Balsera encabezó el esfuerzo hispano para destituir al entonces alcalde de Miami Dade Carlos Álvarez por subir los impuestos y aumentar el sueldo de su despacho en medio de la crisis económica. Trabajando junto a grupo de voluntarios desde una oficina en la Pequeña Habana, Balsera y su esposa recaudaron mas de cien mil firmas para convocar la elección revocatoria que destituyó a Álvarez.

Balsera falleció tranquilamente rodeado de su familia después de batallar una leucemia por 13 meses. Le sobreviven su esposa, sus hijos Juliette, Freddy y Esther María, y siete nietos.

Los servicios fúnebres se llevarán a cabo en la Funeraria Caballero Rivero Westchester, 8200 Bird Road, este viernes 11 de octubre a las 6pm. Se celebrará una misa antes del entierro en la Iglesia Católica St. Dominic, 5909 NW 7 Street, el sábado 12 de octubre.

Este enlace incluye fotos documentando la vida pública de Balsera para el uso de los medios.