DALLAS, Texas – 28 de mayo de 2014 – (GLOBE NEWSWIRE –HISPANICIZE WIRE) – Texas Women’s Foundation, el departamento de investigación y defensa de Dallas Women’s Foundation, publicó un nuevo estudio – Problemas económicos de las mujeres en Texas (Economic Issues for Women in Texas) – que examina el estatus económico de las mujeres al igual que las piezas fundamentales necesarias para que las mujeres alcancen la seguridad económica. El estudio revisa las políticas y prácticas a nivel estatal, e identifica las áreas de oportunidad en donde la innovación y la inversión pueden ayudar a las mujeres y sus familias a pasar de la mera sobrevivencia a la prosperidad. Durante los próximos seis meses, se publicará una serie de informes metropolitanos que detallarán las diferencias y similitudes de nueve zonas: Amarillo, Austin, Dallas, El Paso, Fort Worth, Houston, McAllen, San Antonio y Tyler.

“En Texas, 30 por ciento de los hogares tiene a una mujer como el jefe de familia, sin embargo 53 por ciento de todos los hogares en nivel de pobreza son hogares donde el jefe de familia es una mujer. Incluso mujeres que viven por encima del nivel de pobreza en Texas enfrentan retos importantes para alcanzar la seguridad económica que van desde empleos que pagan poco, el alto costo de los servicios de cuidado infantil, la falta de beneficios de seguro médico hasta altos costos de vivienda,” explica Roslyn Dawson Thompson, presidenta y directora ejecutiva de Dallas Women’s Foundation y Texas Women’s Foundation. “Sabemos que cuando invertimos en las mujeres, se crea un poderoso efecto dominó que beneficia a su familia y a la comunidad. En pocas palabras, aumentar la seguridad económica de las mujeres crea familias y comunidades con seguridad económica y esto, a su vez, hace la economía de Texas más sólida. Nuestra meta es que este estudio cree un entendimiento común de los problemas que enfrentan las mujeres de Texas, nos ayude a alcanzar un lenguaje común sobre los retos y las oportunidades futuras y nos lleve a todos: líderes comunitarios, funcionarios electos y nombrados, organizaciones sin fines de lucro, benefactores y socios; a encontrar soluciones en común para mejorar la seguridad económica de las mujeres en Texas”.

“Sabemos que cuando invertimos en las mujeres, se crea un poderoso efecto dominó que beneficia a su familia y a la comunidad.”

Los ingresos de las mujeres son cada vez más fundamentales para la seguridad económica de las familias en Texas. El por ciento de familias en el que el proveedor o co-proveedor es la madre ha aumentado en los últimos 40 años de 34 a 58 por ciento en todas las familias de Texas con niños. Para muchas familias, cuando los ingresos de las mujeres no cubren los gastos básicos, las obliga a tomar decisiones difíciles sobre el tipo de cuidado que el niño recibirá, los alimentos que se servirán, y la seguridad del hogar y el vecindario donde vivirán. Sin embargo, la brecha salarial hace esto cada vez más difícil. En Texas, la brecha salarial en trabajadores a tiempo completo asciende a $9,158 de diferencia por ingresos anuales.

El informe detalla cómo las responsabilidades de las mujeres continúan aumentando mas no así las compensaciones, ya que son más propensas a trabajar en empleados que pagan poco y sin beneficios, además de tener que cumplir con las responsabilidades de cuidar a los niños en el hogar. A pesar de que existen muchas políticas y muchos programas que pretenden sacar a las mujeres y las niñas de la pobreza, los mismos se diseñaron partiendo de la premisa de que un adulto puede ganar lo suficiente como para mantener a toda la familia, mientras otro adulto cría a los niños. Este ya no es el caso y, al igual que en todo el mundo, en Texas, las mujeres son la cara de la pobreza.

LAS PIEZAS FUNDAMENTALES PARA LA SEGURIDAD ECONÓMICA

El informe Problemas económicos de las mujeres en Texas examina las cuatro piezas fundamentales que crean el camino y la protección para que las mujeres alcancen y mantenga la seguridad económica, que son: educación, acceso a cuidado infantil, seguro médico y vivienda.

Educación:

La educación es el camino principal para obtener empleos que paguen mejor y seguridad económica. Las mujeres con un diploma de preparatoria ganan 44 por ciento más que las mujeres con un título menor. El costo de la educación superior en Texas les hace imposible a muchas costearla. Del otoño de 2003 al otoño de 2013, el costo de los estudios universitarios en Texas, se duplicó. Tomar préstamos para pagar la educación puede conllevar una carga debido a la deuda personal que dificulta el comienzo de la vida laboral.

Acceso a cuidado infantil:

Si los gastos laborales tales como cuidado infantil y transportación se incluyeran en los cálculos de pobreza, el índice de pobreza de los Estados Unidos aumentaría casi un dos por ciento. Los gastos normales por cuidado infantil para un padre que trabaja a tiempo completo en Texas es de cerca de $5,000 al año por niño. Una madre soltera promedio en el estado gana un poco menos de $24,000 por año, por lo que el gasto por cuidado infantil representa el 21 por ciento de los ingresos familiares. La mitad de las opciones de cuidado infantil cuestan más de $8,000 anuales, más que el costo promedio anual de la educación universitaria en Texas. Los servicios de cuidado infantil confiables y asequibles determinan la capacidad de la madre para estudiar, ir a entrevistas de trabajo o trabajar.

Seguro médico:

Para las mujeres que no cuentan con seguro médico, las enfermedades o accidentes representan una verdadera amenaza a su seguridad económica. En Texas una de cada cuatro mujeres no cuenta con seguro médico; treinta y seis por ciento de las mujeres no cuenta con seguro médico durante los principales años en los que podrían convertirse en madres (de los 18- 34 años), momento en que contar con buena salud y acceso al cuidado prenatal es tan importante. Estas mujeres y niñas sin seguro médico son menos propensas a recibir el cuidado médico que podría detectar el cáncer cervical o embarazos con problemas, lo que reduciría los gastos y peligros asociados a los mismos.

Vivienda:

Para la mayoría de las mujeres, la vivienda representa el mayor gasto en sus presupuestos. En Texas, 63 por ciento de las madres solteras que arriendan tiene una gran carga por el peso de los altos costos de vivienda, ya que gasta 30 por ciento o más de sus ingresos en vivienda. Cuando las mujeres tienen acceso a vivienda asequible para sus familias, tienen más recursos para invertir en educación, cuidado infantil y seguro médico.

Sobre el informe Problemas económicos de las mujeres en Texas

El estudio lo produjo Texas Women’s Foundation, el departamento de investigación y defensa de Dallas Women’s Foundation, en 2013-2014. Las fuentes incluyen la información del Censo, información de agencias federales y estatales e investigaciones académicas.
Para ver el informe completo visite: http://www.texaswomensfdn.org

Sobre Dallas Women’s Foundation

Dallas Women’s Foundation es el fondo regional de mujeres más grande del mundo. Es un líder de confianza cuando se trata de fomentar cambios sociales y económicos positivos para mujeres y niñas. La Fundación se creó con la creencia de que cuando se invierte en las mujeres, se crea un efecto dominó que beneficia a su familia, su comunidad y su mundo. Dallas Women’s Foundation ha investigado, financiado y demostrado el efecto dominó desde 1985 en el Norte de Texas, otorgando más de $25 millones de dólares desde su comienzo y más de $3.0 millones de dólares anualmente para ayudar a crear oportunidades y resolver problemas de mujeres y niñas. Con el apoyo de sus benefactores, la Fundación abre la puerta a recursos para mejorar la educación y la calidad de vida, expresar los problemas que afectan a mujeres y niñas y cultivar mujeres líderes para el futuro. Para más información, visite www.DallasWomensFdn.org, Facebook, Twitter, LinkedIn, o Google+.