FORT LAUDERDALE, FL – 28 de agosto de 2018 – (HISPANICIZE WIRE) – El abuso doméstico toma muchas formas y facetas. Un aspecto que a menudo no se denuncia, es el abuso económico.

La Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica (NCADV, por sus siglas en inglés) define el abuso económico cuando un individuo usa las finanzas para controlar a su pareja. Además, dicen que hasta un 94 al 99 por ciento de las víctimas de violencia doméstica también han experimentado algún tipo de abuso económico.

Parte del proceso de la consejería de crédito de Consolidated Credit, es identificar las causas principales de los problemas relacionados a la deuda. En algunos casos, la deuda no solo es inevitable, sino que es necesaria para salir de una situación destructiva.

Ese es el caso de dos personas que se graduaron del programa de deudas de Consolidated Credit quienes compartieron sus historias personales. Ellos se endeudaron para escapar de las relaciones abusivas, y en ambos casos decidieron compartir estas experiencias con el público general con la esperanza de que pudieran inspirar a otras víctimas que enfrentan situaciones similares.

Judith y su esposo vivieron un estilo de vida opulento, pero con un alto precio. Ella sufrió de violencia doméstica, y él puso en riesgo no solo su estabilidad emocional y financiera sino su integridad física. Después de un incidente grave, ella huyó, pero luego de haberse mudado a cinco lugares diferentes, más los trabajos dentales para reparar el daño que le había hecho su esposo, Judith enfrentó una montaña de deudas que superaron sus modestos ingresos por hora.

Para María, el abuso fue generado en el hecho que su novio se aprovechaba de su bondad. Se enfrentó a un tipo específico de abuso llamado deuda forzada, en el que un individuo acumula deudas en nombre de su pareja. Había llegado al límite de sus tarjetas de crédito y muchas de esas cuentas ya estaban en colección. María tenía un ingreso limitado y niño con necesidades especiales para cuidar; pero logró salir de la relación y establecer un hogar para ella y su hijo.

“La deuda causada por el abuso doméstico y económico, ocurre más de lo que la gente piensa”, dice Gary Herman, presidente de Consolidated Credit. “Pero hay apoyo disponible para los sobrevivientes que necesitan ayuda para lograr la estabilidad financiera. Estamos orgullosos de ayudar a todos nuestros clientes a encontrar la libertad financiera. Pero se siente especialmente bien en casos como estos, porque hay una libertad mucho más grande en juego.”

Acerca de Consolidated Credit:
En 25 años, ha ayudado a más de 6,5 millones de personas a superar la deuda y los desafíos financieros. Su misión es ayudar a las familias en todo Estados Unidos a poner fin a la crisis financiera, y resolver los problemas de administración de dinero a través de la educación y la consejería crediticia.