WASHINGTON, D.C. – 11 de abril de 2017 – (HISPANICIZE WIRE) – La Coalición Next 100, conjunto de organizaciones de personas de color enfocada en la protección de nuestras tierras públicas, derechos ciudadanos, justicia ambiental, conservación, religión y comunidad, envió una carta al Presidente Donald J. Trump instándolo a continuar la protección y conservación el Monumento Nacional de Bears Ears en el estado de Utah. Este sitio de alta importancia y riqueza natural y arqueológica fue declarado patrimonio del país durante la Administración del Presidente Obama.

Mediante la misiva, la Coalición Next100 señala que la protección de Bears Ears debe ser una prioridad para el Gobierno, ya que es el único monumento nacional en los Estados Unidos que cuenta con un legado espiritual, histórico y natural centrado en 6 pueblos indígenas que habitan en la región. Además, el plan de protección y conservación de Bears Ears propone una nueva visión, en nuestro país, en la administración de tierras públicas.

El pasado mes de marzo, la Coalición Next 100 celebró la creación de la Comisión Bears Ears, la cual es responsable de aconsejar a la Administración sobre el manejo de este monumento nacional. Como su primer acción en ese sentido, dicha Comisión ha solicitado la permanencia y conservación del territorio del Monumento Nacional que representa. Como apoyo a dicha petición, diversas organizaciones han manifestado su apoyo mediante una carta a través de la Coalición Next 100.

En la carta, también se exhorta a la Administración del Presidente Trump a trabajar coordinadamente con la Comisión Bears Ears, así como instruir al Secretario del Interior, Ryan Zinke y otros oficiales de alto rangos para que dediquen tiempo en colaborar con la Comisión Bears Ears y se lleven a cabo reuniones in-situ del monumento nacional. “Su Administración podrá escuchar de primera mano lo que este monumento nacional significa para la cultura, espiritualidad e historia de distintas comunidades.”

Asimismo, en la carta se advirtió que, sería una señal de falta de respeto a las comunidades directamente afectadas y a todos quienes están comprometidos a la custodia de las tierras públicas, que la Administración llegase a tomar decisiones relativas al Bears Ears antes de llevar a cabo las reuniones y consultas sobre el futuro de este histórico lugar.

Bears Ears es un importante y único monumento en los Estados Unidos que se encuentra al Sureste de Utah, el cual fue protegido el pasado 28 de diciembre de 2016 a través de la Ley del Patrimonio Histórico, protegiendo 1.35 millones de acres de territorio.

Más allá de ser una de las áreas con mayor aporte paisajístico, Bears Ears se caracteriza por la diversidad natural, cultural, histórica y espiritual que guarda en cada rincón de su territorio. Cuenta con más de 100 mil sitios Nativos-Americanos culturales, mismos que han sido saqueados históricamente debido a la falta de protección y salvaguarda de este espacio, y que merecen ser resguardados. Este monumento es el hogar de las comunidades Hopi, Navajo, Uintah y Ouray Ute, Ute Mountain Ute y Zuni, quienes son uno mismo con la Madre Tierra en este sitio sagrado. Allí convergen las historias y tradiciones de nuestros antepasados, el presente de los sobrevivientes a las colonizaciones, la persistencia de la diversidad espiritual, y la confianza que, este espacio con toda su sabiduría seguirá vivo para las generaciones futuras.

Karen Jannett Carranza es una escritora freelance enfocada en temas de medio ambiente y comunidad latina. Este artículo puede ser reproducido libremente por cualquier medio de comunicación impreso, electrónico o digital.

Photo Credit: Tim D. Peterson